mi blag

6 November, 3:36am

Desde que leí este artículo he estado reflexionando sobre el tema. Especialmente desde que me mudé para Galicia prácticamente toda mi interacción social depende de la red, resultando que la mayor parte del día lo consumo en actividades on-line: twitter, facebook, blog, msn, etc., dejando el resto del día para trabajar y poco más.

He pensando en los migrantes pre-internet, que realmente rompían casi todo contacto con su antigua vida, y se esforzaban por integrarse en la sociedad a la que llegaban. ¿Qué debo hacer?

Un compañero del trabajo, después de ojear el artículo decidió cerrar su cuenta de facebook sin ningún miramiento y dice que se siente con más tiempo para hacer actividades más gratificantes. Claro, es una persona casada y su prioridad es pasar tiempo con su hijo antes que con entes virtuales. Él llega a casa y tiene un mundo completo de interacciones.

En cambio yo llegó al piso y sólo quiero encerrarme en mi habitación para alejarme de la familia marmota. Sin embargo la idea está germinando. ¿Qué debo hacer?

Debo admitir que me aterra la idea de borrarme del facebook, del twitter, del last.fm; me paraliza la noción de depurar mi lista de contactos de msn y gtalk. Siento que sería como desgarrar la red de seguridad de mi vida social. O eliminar feeds de RSS/Atom de mi reader...

Sin embargo también reconozco que me he convertido en una information whore, degluto información y al final del día sólo me queda el vacío: "de todo lo que leí hoy ¿qué era realmente valioso?" Y siempre concluyo que lo mejor que leí fue el artículo de la Computer Magazine (no siempre) o el libro en turno, es decir, cosas impresas. Definitivamente hay algo mal en todo esto.

Y como diría Saramago: "No corras con prisas, pero tampoco pierdas el tiempo". Y digerir información lleva tiempo.