El horror

El horror, el infierno de todo lector es la acumulación de material de lectura. Entendiendo por acumulación la adquisición de libros cuando la cola de ejemplares esperando ya es, en sí, extensa.

Quiero ser indulgente conmigo mismo, y me repito, fue la feria del libro, es inevitable. Siempre seguido de una amonestación, ya no compraré más hasta que la cola sea de unos pocos.

Pero hay que leer, y cada día leo menos. Otras cosas han ganado prioridad durante mis días, casi todo justificado con "el trabajo".

Sólo para auto-flagelarme enumeraré los libros que compré en últimas fechas:

  1. Saltaré sobre el fuego - Wistawa Szymborska (tener algo de Szymborska me era apremiante).
  2. Chavs: la demonización de la clase obrera - Owen Jones (lo tenía en lista de pendientes).
  3. Primero como tragedia, después como farsa - Slavoj Zizek (este es un de los libros más importantes de la extensa obra de este filósofo mediático esloveno).
  4. Ubik - Philip K. Dick (no necesito justificar este libro).
  5. Ampliación del campo de batalla - Houellebecq (bueno, bien puedo prescindir de este, pero...)
  6. Otras inquisiciones - Jorge Luis Borges (títulos de Borges a 3€, no hay escusa).
  7. A la búsqueda del tiempo perdido. Por el camino del Swann - Marcel Proust (José Revueltas tiene la culpa! él dice que Proust es un escritor indispensable para quienes aspiran a ser escritores)
  8. Marx anarquista - Maximilian Rubel y Louis Janover (tengo problemas de identidad, no sé si soy marxista o si soy anarquista. A ver si esto me aclara las ideas).

Estos son solamente los que compré recientemente. La lista por leer es más larga y cargada de culpa.