29 August, 9:58pm

Después del frenético fin de semana en Querétaro, la gripa terminó por derrotarme. Los pasados días de lunes y martes fueron de salud quebrantada. El lunes, el mismo Jamie, bajo la insistencia de "alguien", me dijo que me fuera a dormir la gripa, pasando antes al mercado por algunas provisiones. El martes desperté aun con los síntomas pero según yo mejorado. Pero una garganta afónica me soprendió, y por la tarde, un dolor de cabeza que terminó por dejarme en la cama desde las seis de la tarde hasta romper la mañana siguiente. Hoy miércoles, la cosa fue mucho mejor, pero sólo para darme cuenta de lo atrasado que van mis componentes y que la entrega es para este viernes. Como me está costando tanto trabajo leer el libro del machismo, compré un dulcecito para pasar el tiempo.