comentario al márgen

Conversaciones: Una buena conversación se da cuando hay un "nos", en lugar de un "yo y tú". Si hay puntos de acuerdo o de diferencia, la conversación se vuelve comunión. Pero si nos limitamos nuestro radio acción y observamos estoícamente el radio de acción del otro, la plática es aburrida y sosa.

Decisiones: Ayer Julio tomó la decisión de irse a Europa por un par de semanas. Las decisiones sí son, en gran medida racionales, tratas de tener una preferencia meditada. Pero también en gran medida son pasionales. La razón indica lo que perderás si eliges alguna, sólo la pasión te hará decir "chingué su..." y moverte a la acción.

Paciencia: El mundo no gira alrededor tuyo. Muchas veces, antes de decidir algo, es mejor sentarse y observar cómo se mueve el mundo. Uno es parte del mundo, no al revés.

Libertad de expresión: "Puedo no estar de acuerdo con lo que tu digas, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo". He tratado de actuar con respecto a esta frase. Sin embargo, una cosa es tu derecho a decir que la tierra es redonda, y otra es ir a decirlo a una convención sobre la inmortalidad del cangrejo. Se puede decir lo que uno considere correcto, pero hay que buscar los canales adecuados. Tal vez valga la pena plantear los líneamientos.