¿y mi hábitat?

El miércoles se ha ido. Las horas con un lugar donde dormir se agotan. Hoy me dediqué a buscar donde vivir: llamar por teléfono, buscar, caminar, buscar. Ningún lugar me llama, unos eran guaridas de foragidos, otros no tanto, pero cerca. Hasta ahora la mejor opción sigue tomarle la palabra a Adrián y vivir hasta Santa Catarina. Intenté pagar sin éxito la tarjeta de crédito y aún no tengo noticias del Tec sobre mi pago de mayo.

Hoy caminé demasiado, estoy muy cansado. En la noche, regresando de conocer el Barrio Antiguo donde había un depto que parecía interesante, me metí al cine. Vi los Hombres X. Esta X.

Hoy terminé hablando por teléfono con mi tío Ray. Necesitaba escuchar una voz conocida.

¿A dónde debo mudarme? Ray me dijo, otra vez, una frase para meditar: "Nada dura para siempre, ni lo bueno, no lo malo". Así que las decisiones como esta, que no tienen mucha consecuencia, pues no debe ser para estresarse tanto.

Agradezco el correo que recibí.