11 May, 7:11pm

Mientras hacía mi caminata dominical, caminando por las calles del centro, viendo los edificios y la personas, el frío ateriéndome, las personas tomadas de la manos, los besos furtivos, las miradas de complicidad. Me entumeció el vértigo de la soledad.Quise sentarme en un café con vista al embarcadero del puerto, pero no pude determinarme. Seguí de largo. Al acercarme al puerto pensé en un nuevo concepto: extender el concepto del amigo imaginario a la novia imaginaria.

Según la wikipedia, los amigos imaginarios son personajes ficticios que desarrollan niños o adultos como una fuente importante de compañía, como una posible solución a los sentimientos de soledad, y hasta para soportar situaciones de alto estrés y la distancia familiar. Y además indica que, según la DSM-IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), los amigos imaginarios sólo son clasificados como un desorden psicológico si estos interfieren con la interacción social y diaria.

Pues bien, tomemos estos mismo elementos y extrapolemoslos a una pareja imaginaria. Alguien con quien saldrías, platicarías, reirías, tendrías momentos románticos, pero nadie se percataría, porque todo ocurre en tu imaginación. Hace unos días cavilaba en que para tolerar una temporada en soledad sería indispensable tener una vida interior muy rica, en especial de disfrutar de esos detalles que la gente generalmente no percibe por estar atento a la imagen que exhibe y la imagen de los demás. El problema, creo yo, del deleite del arte y la magia de la experiencia cotidiana es que es bastante mediocre si sólo es personal, hay que compartirlo: "¿ya viste lo bello que contrasta este jardín con los edificios decadentes circundantes?" "¿no crees que la chavala que va enfrente tiene unas nalgas horrorosas?" "hoy sólo pienso en besarte". ¡Pues la respuesta a esta deficiencia temporal está con el concepto de novia imaginaria!

Nunca tuve amigos imaginarios en mi niñez, pero sí tuve siempre una imaginación muy volátil, siempre fantaseo, siempre visualizo, constantemente hay situaciones ficticias en mi cabeza, sobre todo si estoy en una situación incómoda.

Hice una breve búsqueda en Google y hay cosas interesantes (para no variar): En primer lugar hay un servicio, donde pagando, prometen quitarte de encima a la familia y amigos que presionan por conocerte una pareja, al enviarte fotos, correos electrónicos y cartas desarrollando una relación imaginaria. Un video en YouTube con una situación similar bastante cómico. También está un HOWTO sobre cómo romper con una relación imaginaria. Este otro no tiene desperdicio:

The pros far outway the cons: No dates to remember, no birthdays, so you can basically be a slob and get away with it. If you give her some interesting problems, she'll really be 3 dimensional. Mine's a kleptomaniac and a narcissist.

Mom: Where are all your pens? Me: Bonnie must have stolen them. Mom: Who the hell's Bonnie? Me: Exactly.

Hay de todo en la viña del Señor.