28 June, 1:41pm

Ayer sábado nos reunimos algunos amigos en el piso para festejar de manera adelantada mi cumpleaños. Me levanté temprano y fui al Carrefur a comprar lo necesario para mi primer intento de hacer enchiladas. Además aprovecharía para descorchar la botella de Don Julio que venía guardando desde diciembre pasado.

Los compañeros del piso fueron muy comprensivos y me ayudaron mucho, Lucía preparando paté y poniendo pica pica de chorizo. Horacio me ayudó comprando las cervezas de último minuto y ayudándome al repartir los platillos y al final, Lucía y Carlos tuvieron el detalle de hacer con velas el número de años cumplidos.

Y bueno, la velada fue estupenda, charlando, comiendo y bebiendo. Lastimosamente no cerró como yo hubiera querido, pero no se puede todo. Espero que todos lo hallan disfrutado tanto como yo.

Le decía que había terminado de leer "Historia de un amor maravilloso". Comencé a leer la novela dada la amplia recomendación de una bloggera literaria a la que sigo con regularidad. La historia me gustó: dos niños nacen el mismo día, ambos hijos de prostitutas, pero una excepcionalmente hermosa, mientras que el otro deforme, horroroso, lisiado. Y entre ellos surge un amor infantil puro e intenso. Hércules, el niño de labio leporino, cabeza descomunal, sin brazos, enano, tiene la extraña habilidad de entrar en el cerebro de las personas, escudriñar y comunicarse telepáticamente. El resto son una desgracia tras otra, el impío destino no les da tregua alguna, hasta que el alma de Hércules se trastoca, ya no sólo es un monstruo físicamente, sino también en su interior... pero el amor, al final, lo redime.

Sin embargo, el vacío pesa mucho.