21 July, 11:45pm

Hace unos días, N. me envió un ebook: Double your dating. Es un libro que aconseja cómo ligar. Resulta que dicho libro tiene toda una comunidad web y una historia detrás. Comencé a hojearlo con curiosidad, está escrito de una manera muy informal, donde le autor trata de mostrar su punto a través de la misma redacción del libro: be cocky & funny. Entonces el libro está lleno de comentarios chuscos y auto-afirmativos. En lo absoluto es una joya de la literatura inglesa, observen esta cacofonía:

If you want to increase your chances of success with women, create situations that lead to these situations. Ask yourself, "What situation would facilitate the outcome that I'm looking for naturally?

¿Le habrán pagado por repetir la palabra situation en una oración? Temo que tanto al autor, al corrector de estilo y al editor se les pasó revisar el Thesaurus. Pero dejemos a un lado el poco valor literario de este manual y vayamos a lo que me sorprende: resulta que David DeAngelo pertenece a una comunidad conocida como la Seduction Community, donde los maestros del ligue pasan los secretos del arte a un grupo de fieles seguidores. El hecho en sí no tiene nada de sorprendente, ya que en Internet se pueden encontrar grupos de discusión sobre cualquier tópico, y el hecho de reunirse en línea y discutir cualquier tema de interés para un grupo es una consecuencia lógica. El punto que me salta a la vista es el hecho que varios "maestros" venden sus libros, vídeos, DVDs, y toda una parafernalia, tipo Miguel Ángel Cornejo, con la metodología más eficaz y simple para tener éxito con el sexo femenino. En mi rápida revisión de la bibliografía ofrecida en Internet, me llevó al sitio web de un tipo que se hace llamar Badboy y que tiene toda una línea de recursos para enseñar al más tímido como ser el galán que esperaba el mundo, y claro, como muestra se vende su imagen. ¡Pero pobre diablo! ¿quién en su sano juicio se quiere parecer a él? No dudo que hay muchos por ahí.

Argumentando de manera reflexiva, ¿podría hacerse la misma crítica a la comunidad linuxera? Voy vender mi catálogo de libros, cintas de audio y vídeos sobre cómo ser un maestro linuxero. Baste mediocre, por cierto.

El libro en cuestión, y temo que se puede prever en el movimiento, es una adaptación de la programación neurolingüistica a los fines buscados. Es decir, la misma gata sólo que revolcada. La PNL no está científicamente probada, se ha usado para embaucar a miles de personas, causándole un gran daño a la reputación de la psicología académica y científica.

Sin embargo he de decir que, a mi juicio, el libro tiene unos aciertos, a decir que muestra lo obvio. Y muchas veces perdemos de vista lo obvio. Nuestra mente comienza a elaborar complicadas explicaciones para explicar nuestra realidad, nuestros miedos, nuestras inseguridades, negaciones, regresiones, explicaciones que Freud bautizó como racionalizaciones, y es entonces cuando perdemos de vista lo "obvio": las personas graciosas atraen a los demás (son atractivas), las personas honestas son atractivas, las personas seguras, dominantes, etcétera. El problema es pasar cómo de ser un tipo tímido a uno extrovertido. LA PNL presume tener la terapia a través del refuerzo positivo, cosa, por demás, ilusa además de irrisoria.

Es cierto, hay que tratar de ver la realidad sin apasionamientos; es cierto, hay que desarrollar una personalidad sana, alegre y espontánea; es cierto, el contacto con el sexo opuesto es maravilloso; pero de ahí a que tu felicidad radique en ese único objetivo, que debas autoengañarte... digo, reforzarte positivamente, con el fin de conocer chicas, me parece muy mediocre cuando lo que se busca es la felicidad en la vida, una existencia ética.

Lo que me pareció repulsivo hasta lo cómico fueron los foros donde la comunidad de la seducción suele compartir sus "descubrimientos y experiencias": pubertos presumiendo cómo se encamaron a una mujer mayor que ellos gracias a sus técnicas y habilidades a las horas después de haberla conocido. Un buen título para estas narraciones sería "Fantasías y leyendas del macho occidental".

¿Buen material sobre el enamoramiento y la relaciones? Sin duda alguna los libros de Alberoni. Sin embargo estas lecturas no están demás para conocer cómo mucha gente busca desenvolverse en este complicado mundo, y de lo fácil que es caer en trampas, y sin embargo, hasta en las trampas puede haber útiles e interesantes cebos.

Yo creo, como en una canción de Aerosmith, que la vida es un viaje, no un destino. Dicho de otra manera, que lo que importa es el camino, no tanto el derrotero. Si se supedita el camino de la seducción a una mera metodología con el mero fin de tener parejas sexuales, temo que se pierde más de lo que se podría ganar. Y volvemos a la vieja máxima: el fin no justifica los medios.