7 February, 4:58am

  1. Una breve historia de casi todo. Bill Bryson (12/05/2010 - 01/08/2011)
  2. A room for one's own. Virginia Woolf (11/08/2011 - 01/26/2011)
  3. Significant Difference?. Laura Coello (01/28/2011 - 02/07/2011)

Hace unos meses, durante la comida, discutía con mis compañeros de Igalia (los tres no-españoles, aka "el comando caribe") sobre la integración y asimilación de culturas minoritarias dentro de una mayoritaria. E., defendía que la humanidad debería ser una sola y única cultura e identidad, mientras que J. y yo defendíamos la co-existencia de muchas culturas e identidades.

Días después, gracias al chismoso de Facebook, supe que una antigua conocida, quien fue compañera mía durante la primaria, secundaria y preparatoria, había publicado un libro. Me picó la curiosidad y lo compré.

Y precisamente su pequeño libro habla sobre el problema del muticulturalismo, visto desde las perspectivas contrastadas del Reino Unido y Los Países Bajos.

Como sustento conceptual, Laura se apoya en las ideas de Will Kymlicka para definir el multiculturalismo, de la cual intentaré hacer eco aquí:

Las naciones formadas con la unión geográfica de varias minorías se les llama estados multi-nacionales, que me parece es el caso de España y México. Los países con diversidad poblacional provenientes de la inmigración se les llama estados poli-étnicos. Pero esto términos no son excluyentes entre sí: un estado multi-nacional, también es, en muchas ocasiones, multi-étnico.

Para evitar que un estado discrimine a sus minorías en favor de la sociedad dominante, se han proclamado varias métodos: asimilación, integración y multiculturalismo.

La asimilación es eliminar las diferencias culturales entre los grupos a través, casi siempre, de la coacción para desaparecer toda manifestación, tanto pública como privada, de la identidad y cultura del grupo minoritario.

La integración consiste en acercar a los diferentes grupos étnicos a una cultura e identidad común, aunque se tolera la manifestación, solamente en privado, de su propia cultura. Por lo general, el individuo deberá dejar de lado su identidad con el fin de integrarse a la sociedad de acogida.

El multiculturalismo, por otro lado, reconoce e impulsa la manifestación de las diferentes identidades y las diferencias culturales, tanto en lo público y lo privado, apoyado con leyes anti-discriminatorias y la equidad en el acceso al mercado laboral.

Existen dos acercamientos al multiculturalismo: la fuerte, donde el estado limita desarrolla y promueve todas y cada una de las culturas que alberga y no permite que una domeñe a otra. Por otro lado, la débil, en la cual se busca una integración de todas las culturas en una única identidad nacional, mezcla de todas, sin buscar esto de manera pro-activa, sino más bien como una consecuencia natural de la sociedad en conjunto.