Día 3

Hoy no pensaba actualizar mi blog. El desánimo ha sido rampante últimamente. Pero recibí un correo de BX! y me emocionó el hecho de que ella se tomara el tiempo y la energía para darme una actualización de su vida y yo, por simple aplatanamiento, no corresponder a su esfuerzo. También se los debo a ustedes, quienes siguen esta humilde relación de hechos. Sería muy ingrato de mi parte no corresponder a sus muestras de interés y amistad.

Y dicho esto entramos al busílis: ¿qué contar? Se que si me pongo a juzgar lo que quiero narrar, terminaré mejor enmudeciendo. Mi Super Yo suele ser demasiado exigente. Por eso lo he encerrado últimamente en el rincón más alejado de mi inconsiente.

Platicaré del trabajo: Estoy intentando organizar una comunidad de software libre. He abierto mi primer cuenta en sourceforge y me han dejado impresionado su infraestructura, su manera de manejar los servicios y su integración. Esa gente sí son verdaderos administradores de redes. Partícularmente estoy boquiabierto con su manejo de ssh, el manejo de llaves públicas y privadas, el control de cuotas, el CVS, etc. Y todo perfectamente documentado de una forma fácil y orientada a tareas: ¿cómo le puedo hacer para subir una página? hay un documento especial para eso y para cada caso genérico.

Por la tarde conversé con la contadora del negocio, Jessica, una chica de veintitrés años, que se puso a hablarme de su vida sin tapujos ni remiendos y le agradezco mucho su confianza. Estoy encontrando algo en mi que no conocía: la gente tiende a confiar en mi. Yo mismo estoy soprendido de esta imagen que reflejo, y me alegra tener ese extraño don.

Tengo la intención (y subrayo intención) de hacer un resumen del libro de Introducción a la Ética, tiene soberbias cosas que deben darse a conocer.

Este es un soberbio blog acerca de la teoría del aprendizaje... humano... (no es machine learning).