Entrepreneurs

Aquí, el viejo barbón de Marx, da consejo a los vestales de la fe del emprendedurismo, a los auto-denominados entrepreneurs:

La lucha competitiva se lleva a cabo mediante el abaratamiento de las mercancías. La baratura de las mercancías depende, cetris paribus [si las demás cosas no varían], de la productividad del trabajo, y ésta depende de la escala de la producción. Por eso los capitales mayores derrotan a los menores. Recuérdese, además, que, al desarrollarse el modo de producción, aumenta la dimensión mínima del capital individual requerido para explotar un negocio en condiciones normales. Por eso los capitales pequeños se lanzan a esferas de la producción de las que la gran industria no se haya apoderado todavía más que esporádica o incompletamente. La competición se precipita aquí en razón directa del número y en razón inversa de la magnitud de los capitales que rivalizan. Siempre termina con la ruina de muchos pequeños capitalistas, cuyos capitales pasan en parte a manos del vencedor y se disipan en otra parte.

—Karl Marx, El Capital, libro 1ro, capítulo 23 (la ley general de la acumulación capitalista)