18 January, 1:26pm

Ayer en la noche llegaron al piso L. y su novia D. Les ofrecí que probaran el tequila que había traído V. el diciembre pasado y apenas había descorchado en vistas del Don Julio que traje ahora. D. fue la primera que probó un poco y dijo que tenía buen sabor, y agregó que le había gustado más que el "tequila blanco" que había probado más temprano con L. Quien increpó con ferocidad que ese no era "tequila blanco", sino Orujo, la bebida gallega por excelencia con la cual hacían la famosa queimada. D. es polaca de nacimiento, radicada en Londres, y me pareció muy chistoso que halla confundido el Orujo con el tequila, pero más gracia me dio el enojo expresado por L. ante la confusión, y más aun, que halla dicho que el tequila sabía mejor... bueno por algo el tequila tiene reconocimiento internacional y eso me da orgullo.

Pero no, no son competencias, cada cultura es distinta y cada una tiene su encanto. Aunque no deja de ser una anécdota linda.

Stieg Larsson no me ha dejado en todo el día. La segunda parte de la trilogía "Milenumm" me ha tenido pegado al sillón prácticamente todo el fin de semana. Lo cual no deja de ser chusco: En mi snobismo literario, siempre he despreciado, por decirlo de alguna manera, las novelas catalogadas como "best-sellers" estilo Harry Potter o Twilight, y me resisto altaneramente a leerlas; sin embargo, y con toda vergüenza lo digo, he caído en las garras de esta serie. Más rápido cae un hablador que un cojo.

Addendum: colgué en el glib un nuevo artículo: Perspectiva histórica del lenguaje Vala.