Hoy fue domingo...

La gripa no cede, pero aún así fue un día productivo: Me levanté a las 8am y me fui a desayunar. Opté por darme el lujo de ir a un Vips que no había visto antes cerca del andador Morelos. De camino compré el periódico. Ya había gente en el Museo de Historia. Resulta que hay una muestra itinerante de las momias de Guanajuato y desde la semana pasada, hay colas larguisimas para entrar, tan es así que me resulta incómodo estar pidiendo permiso para pasar entre la gente. Cruzo todos los días el atrio del museo. En el camino vi a la gente de amisrael pidiendo desde temprano firmas en contra del terrorísmo. Ayer sábado me negué a firmarles. Me parece una incongruencia por parte de una organización que apoya al gobierno israelí, pedir la paz cuando este se regodea en el cadaver de Líbano. Regresé de desayunar y me fui a lavar la ropa. Regresé. Me puse a barrer. Luego a trapear. Me bañé. Salí a hacer la despensa. Para mi mala suerte ya no me dejaron comprar una botella de tinto porque eran las 6:15pm y ya no pueden vender alcohol después de las 6pm, luego no compré la escoba porque no traía código de barras :S Me desesperé esperando a la señorita a que me diera la factura. Regresé. Eran cerca de las 7pm y no había comido. Los vecinos tenían una carne asada como baby shower. Sólo quería dormir en realidad. Pero debía comer. Me levanté y me fui al cajero a sacar plata y luego me encaminé al Sanborns. Comí y se pegó un libro. Debo mi acerbo literario a Sanborns.... qué triste... Regresé.