El nervio óptico y Casas vacías

Este aciago año se despide no sin dejar su larga estela de desesperanza. Y de allí la promesa de un próximo cataclismo civilizatorio, donde sólo una cara del dado será la de arriba.

Pero yo, en mi pequeña burbuja de fortuita comodidad, me esmero por leer un poco más.

Dos libros que me recomendó Dores en el taller de narrativa: El nervio óptico, de la argetina María Gainza, y Casas vacías, de la compatriota Brenda Navarro. Ambos los disfruté y los sufrí a la vez. Aprecio esa dualidad en la literatura. También da la casualidad de que ambas novelas son las primeras obras publicadas de ambas escritoras. Las promesas son muy grandes estos días.

De El nerivo óptico sólo puedo decir que me dio mucha envidia no haber encontrado y usado primero el mecanismo narrativo propuesto por María Gainza: el contrapunto en un cuento: dos historias, una familiar, íntima, y otra historiográfica, sobre un pintor importante, hasta que ambas se funden en un sólo concepto que, a la vez, trasciende el cotilleo familiar y concreta la fantasmagoría histórica. La envidio porque es un mecanismo al que yo aspiraba a descubrir y utilizar, mas la obra de Gainza me obliga a reconocer mis limitaciones.

María Gainza

María Gainza (fuente)


Casas vacías ha sido celebrada desde que apareció como obra distribuida electrónicamente de manera gratuita, aunque, y dada su acogida, ahora solo es distribuida por la editorial Sexto Piso en papel. Esta novela es un nocaut al lector. No se guarda nada. Apenas el lector va asimilando el último golpe cuando ya recibe el siguiente.

Pero la fuerza de la novela no se fundamenta en su técnica narrativa, que tiene mucha, sino en la potencia del tema que trata: las desapariciones forzadas. Ese es el tema, pero de eso no trata la novela. La literatura es humo y espejos. Curiosamente, el adverbio oblicuamente se repite, y que se repita en una novela tan corta, es una señal de la autora: te cuento esto para que entiendas lo otro. Como ya dijimos, lo otro son las desapariciones forzadas, pero el esto es la maternidad desacralizada. Nuestra sociedad necesita desacralizar la maternidad, quitarle la luz de alegría santíficante, para mostrar sus claroscuros psicológicos, fisiológicos, sociales. Evidenciar la devastación que deja a su paso.

Estoy leyendo, mientras tanto, La promesa de la felicidad, de Sara Ahmed, un contrarelato al mandato de felicidad que permea en nuestras sociedades. Ahora entiendo lo que Ahmed quiere decir con las feministas aguafiestas: Son éstas, como Brenda Navarro, quienes nos viene a recordar que dicho mandato es un autoengaño dentro de esta sociedad, tan violentada, en la que vivimos.

Brenda Navarro

Brenda Navarro (fuente)


Me gusta esta cifra: 17 libros leídos en el año, de los cuales 8 son de escritoras.


  1. On writers and writing. Margaret Atwood (11/06/2019 - 01/02/2020)
  2. Otra vida por vivir. Theodor Kallifatides (01/02/2020 - 01/09/2020)
  3. El amigo. Sigrid Nunez (01/09/2020 - 01/17/2020)
  4. El hombre que plantaba árboles. Jean Giono (01/22/2020 - 01/22/2020)
  5. A dance with dragons. George R. R. Martin. (01/30/2020 - 03/11/2020)
  6. Camaradas. Nueva historia del comunismo en México. Carlos Illades (coordinador). (17/01/2020 - 04/21/2020)
  7. El Capital. Tomo 1 Volumen 3. Karl Marx (02/04/2020 - 05/10/2020)
  8. Lectura fácil. Cristina Morales. (04/22/2020 - 05/24/2020)
  9. El artesano. Richard Sennett. (02/10/2020 - 07/04/2020)
  10. Parentesco. Octavia E. Butler. (07/19/2020 - 07/21/2020)
  11. La belleza del marido. Anne Carson. (06/04/2020 - 07/25/2020)
  12. Tender is the night. F. Scott Fitzgerald. (07/25/2020 - 08/28/2020)
  13. Hija de sangre y otros relatos. Octavia E. Butler. (07/19/2020 - 09/04/2020)
  14. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero. Oliver Sacks. (09/05/2020 - 09/18/2020)
  15. Rey Mono. Wu Ch'Êng-Ên / Arthur Waley. (09/29/2020 - 10/30/2020)
  16. El nervio óptico. María Gainza. (11/06/2020 - 11/08/2020)
  17. Casas vacías. Brenda Navarro. (11/13/2020 - 11/14/2020)